Tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas

Tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa

image_pdfimage_print

Tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas

Hace días que tenía ganas de preparar esta deliciosa tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas, por suerte aprovechando las navidades, atracones y más atracones, he contado en esta ocasión con la ayuda de mi pareja, la hicimos para el postre de San Esteban, cuyo éxito está prácticamente asegurado.

Os aseguro que quedan realmente muy buena!!!!! Un postre con una textura muy suave y al que además queda en un punto perfecto de azúcar, ya que no queda excesivamente dulce.

Si te gusta el chocolate, no te la puedes perder. La decoración puedes presentarla con chcolate rallado y almendras, frutos rojos congelados ó fresas y kiwis por ejemplo.

Ingredientes:

  • 80 g de mantequilla
  • 1 cucharada de medida de leche
  • 200 g de galletas maría
  • 400 g de chocolate blanco
  • 7 hojas de gelatina
  • 100 g de azucar
  • 4 claras de huevo
  • 400 ml de nata de montar
  • Mermelada de fresa al gusto y frambuesas para decorar

Procedimiento para hacer la tarta de chocolate blanco:

  1. Para esta tarta de chocolate blanco empezamos triturando las galletas maría  con la picadora y reservándolas en un cuenco. Calentamos la mantequilla hasta derretirla y  la incorporamos junto con la leche en el cuenco de las galletas y amasamos la mezcla con los dedos hasta que estén integradas.
  2. A un molde de 24 cm le ponemos un poco de desmoldante para ayudar a separar cuando la tarta esté finalizada. En la base incorporamos la mezcla de galletas con mantequilla y leche presionando con los dedos hasta conseguir una base de grosor uniforme. Una vez tenemos la base, dejamos el molde en la nevera reposando.
  3. Preparamos las 7 hojas de gelatina en agua fría durante unos 5 minutos y pasado este tiempo las escurrimos y las pasamos al bol donde haremos la mezcla.

    Es aconsejable incorporar al agua las hojas de gelatina una a una para que no se peguen entre ellas.

  4. Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas hasta que esté fundido. Además calentamos 200g de la nata para incorporar el chocolate fundido y la nata junto a la gelatina y removemos hasta que esté disuelto y homogéneo. Cuando esté disuelto, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

    Enfriamos la mezcla a temperatura ambiente. No en el frigorífico porque si no la gelatina empezaría a hacer su trabajo.

  5. Mientras enfría la mezcla, montamos los 200g de nata restantes y reservamos un momento.
  6. Batimos las claras junto al azúcar con las varillas hasta montarlas a punto de nieve y reservamos un momento.
  7. En el bol de la mezcla incorporamos la nata y con varillas manuales mezclamos bien hasta que no queden grumos. A continuación incorporamos poco a poco y con cariño las claras montadas y homogeneizamos la mezcla con la ayuda de las varillas manuales.
  8. Para finalizar esta tarta de chocolate blanco, vertemos la mezcla sobre la base de galletas y dejamos la tarta en la nevera un mínimo de 4 horas para que la gelatina haga su trabajo. Cuando esté cuajado se puede decorar la parte de arriba con mermelada de fresa y frutas rojas al gusto antes de desamoldar la tarta y obtener una tarta de chocolate blanco deliciosa.

Para despedirme, sólo espero, que esta receta de tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas os encante como a mí. Espero que disfrutéis mucho tanto preparándola como a la hora de comerla.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de fresa

Comparte en redes sociales:

1 comentario

  1. Hola Olga, quiero comentar que esta receta que has publicado me ha gustado mucho. Pude probarla para una comida de familia y nos encantó a todos. Realmente muy rica y vistosa. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *