image_pdfimage_print
Roscón de Reyes casero

Roscón de Reyes casero

Mi primer Roscón de Reyes… bueno, os cuento un secreto, lo he preparado con ayuda de mi pareja que me ha ayudado a prepararlo, es un cielo. La verdad que siempre he sido de las que compran el roscón de reyes porque después de todas las fiestas, preparativos, etc. de estos días, quedan pocas ganas de meterse en la cocina. Este año ha sido diferente y con la ayuda de mi maridito hemos preparado un Roscón de Reyes que para ser el primero ha salido realmente bueno, quizás mejor que los comerciales.

Esta receta la encontré navegando por ahí e introdujimos algunas modificaciones que iré comentando al no disponer de todos los ingrediente, es lo que tiene decidir hacerlo en el último momento. Así que espero que si la probáis la disfrutéis como nosotros con la mejor compañía y con los más pequeños que en definitiva es el día de su reinado.

Ingredientes para el Roscón de Reyes:

  • 650g de Harina de Fuerza (Yo he utilizado harina normal porque no tenía de fuerza)
  • 250g de leche tibia
  • 25-30g de levadura fresca (Si no disponéis en ese momento, cómo ha sido nuestro caso, la equivalencia sería aproximadamente 10g de levadura en polvo)
  • 130g de azúcar
  • 120g de mantequilla derretida
  • 2 huevos + 1 yema
  • 10g de sal
  • 2 cucharadas y media de agua de azahar (En nuestro caso fué otro ingrediente que no teníamos y por tanto no lo pusimos)
  • Ralladura de un limón
  • Ralladura de una naranja

Decoración para el Roscón de Reyes:

En este caso la decoración es muy personal y dependerá de cada uno. Yo indico aquí los ingredientes que nosotros hemos utilizado:

  • 1 clara de huevo
  • Frutas escarchadas al gusto
  • Azúcar
  • Nata montada

Preparación del Roscón de Reyes

  1. Utilizamos unos 100ml de la leche tibia donde incorporamos la levadura desmenuzada para que se incorpore bien, la mezclamos con unas 200g de la harina (o una cantidad suficiente para que la mezcla sea una masa y no líquida)  y mezclamos bien hasta que quede una masa homogénea. Dejamos tapada la mezcla reposando unos 20 minutos en un lugar cálido para que fermente la masa. Esta masa la utilizaremos de masa de arranque para el resto de la masa.

    Para mantener cálida la masa se puede pre-calentar el horno a 40-50ºC para dejar la mezcla aquí cuando necesitemos fermentación o reposo

  2. Mientras tanto, podemos ir preparando el resto de ingredientes en un bol incorporando poco a poco mientras amasamos el resto de harina, el resto de leche, el azúcar,  las ralladuras, la sal, los dos huevos y la yema. Cuando tengamos fermentada la masa de arranque del punto anterior la incorporamos también y seguimos amasando hasta que tengamos una masa homogénea. Finalmente incorporamos el agua de azahar y la mantequilla derretida amasando hasta que sea todo homogéneo.
  3. En una superficie lisa y limpia amasamos la mezcla añadiendo harina a la superficie a necesidad para poder trabajar la mezcla y evitar que se pegue en las manos y en la superficie hasta obtener una bola bien amasada que guardaremos en un recipiente bien tapado herméticamente durante unas dos horas en un lugar cálido, por ejemplo en el horno aprovechando el calor que queda.
    Otra forma de mantener dos horas la masa en reposo es envuelta en un par de paños húmedos si no se dispone de un envase hermético
  4. Tras un par de horas de reposo, la masa tiene que haber crecido aproximadamente el doble. Es el momento sacarla otra vez a una superficie lisa enharinada y amasamos poco a poco dándole forma al roscón. Para hacer el agujero utilizamos los dedos dándole forma al roscón teniendo en cuenta que cuando horneemos el agujero se hará más pequeño como consecuencia del aumento de volumen de la masa.
  5. Tapamos el roscón bien y lo dejamos reposar nuevamente en lugar cálido durante una hora más.
  6. Ya tenemos nuestro roscón para decorarlo, le ponemos nuestra fruta escarchada al gusto presionando para que se hundan un poco en la masa, frutos secos como almendras laminadas, etc. Pintamos por encima con ayuda de un pincel de cocina con la clara de huevo. Finalmente con ayuda de los dedos le tiramos azúcar por encima del roscón al gusto. Si no piensas poner relleno de crema o nata, es el momento de esconder el rey.
  7. Pre-calentamos el horno a 180-190ºc y horneamos el roscón durante unos 20 minutos o hasta que consideremos que está listo.
  8. Una vez el roscón de reyes está frío, si se desea rellenar con nata, es el momento de cortarlo por la mitad con mucho cuidado apartando la parte de arriba. Montamos la nata con azúcar y con ayuda de una manga pastelera distribuimos la nata por el roscón y escondemos las figuraras colocando finalmente la parte de arriba.

    Si no se va a consumir en poco tiempo, la nata tiende perder el montaje. Para evitarlo se puede utilizar espesante para salsas que mantendrá la nata bien montada durante más tiempo. Este espesante puedes encontrarlo en tiendas de productos para la repostería.

Ahora sólo queda disfrutarlo y no encontrar el haba y si el rey, ya que si no te tocará pagar el roscón…

Comparte en redes sociales: