image_pdfimage_print
Focaccia Casera

Deliciosa Focaccia Casera

Focacia casera buenísima y fácil de prepara es la receta que presento hoy. La foccacia es una especie de pan plano que se encuentra entre la pizza y el pan. En italiano significa hogaza y se diferencia de la pizza en que se trata de una masa más esponjosa. Es un plato tradicional de la cocina italiana que como siempre poca gente se resiste a probar. Se puede servir templada como aperitivo, como primer plato o como tentempié. Así que sin más demora vamos a prepara una riquísima focaccia casera.

Ingredientes para preparar focaccia casera:

  • 500g de harina panificable
  • 10g de sal
  • 20g de azúcar
  • 50ml de aceite de oliva
  • 300ml de agua templada
  • 20g de levadura fresca
  • Cebolla sofrita
  • Queso rallado
  • Olivas
  • Hierbas aromáticas: Tomillo, Orégano, Romero…

Preparación de nuestra foccacia casera:

  1. En un recipiente hondo incorporamos la harina, la sal, el azúcar y el aceite.
  2. Poco a poco vamos amasando con una de las manos  e incorporando el agua templada hasta que quede una masa lisa, blanda y que no se pega en los dedos. Si es necesario se puede descansar unos 5 minutos para darle tiempo a la masa de focaccia casera.
  3. Con ayuda de un poco de harina puedes ayudarte a desprender los restos de harina que te quedan pegados para después lavarte con agua y quitarte los restos.
  4. Cuando la masa está más o menos preparada, la sacamos del recipiente con ayuda de una espátula y la colocamos en la superficie de trabajo previamente enharinada para que no se pegue.
  5. Una vez en la superficie, es el momento de amasar. Para ello, la vamos golpeando ligeramente, estirándola y doblándola sobre si misma  para que se oxigene atrapando aire repitiendo este proceso durante un buen rato.
  6. Cuando tengas la masa de focaccia casera casi lista es el momento de incorporar la levadura. En un baso pequeño con muy poca agua deshacemos la levadura y la incorporamos en el centro de la masa previamente estirada un poco doblándola posteriormente  para seguir amasando hasta que esta absorba la mezcla, la masa de focaccia casera quede lisa y se despegue de la superficie con facilidad.
  7. Una vez tenemos la masa de nuestra focaccia casera preparada la dividimos en dos porciones iguales que será suficiente para los moldes que utilizaremos a continuación.
  8. En nuestro caso utilizaremos un molde de aluminio de los que venden en los super de tamaño medio y adecuado a la cantidad de masa al cual le daremos unas pinceladas de aceite en la superficie.
  9. En los moldes de aluminio engrasados colocaremos la porción de masa estirando la masa de focaccia casera hasta que tenga unos 2 a 2.5cm de altura.
  10. Es el momento de añadir nuestros ingrediente para su decoración.
  11. En nuestro caso colocamos en uno de los molde una capa de cebolla sofrita, queso rallado y hierbas aromáticas. En el segundo molde colocamos las olivas cortadas por la mitad apretándolas sobre la masa, un poco de cebolla, queso rallado y hierbas aromáticas.
  12. Tapamos los moldes de nuestra focaccia casera con un paño húmedo y lo dejamos fermentar durante unos 60min. en un lugar cálido.
  13. Pasado el tiempo de fermentación, precalentamos el horno a 250ºC generando vapor con un recipiente adecuado con agua colocado en la parte inferior.
  14. Cuando el horno esté a temperatura introducimos con cuidado los moldes y los horneamos durante unos 20min. vigilando que no se quemen.
  15. Finalizado el horneado es el momento de sacar nuestras focaccias caseras del horno, las retiramos del molde y las dejamos reposar un poco en una rejilla.
  16. Cuando estén templadas es el momento de servirlas y para ello nada mejor que cortarlas y presentarlas en un plato o varios platos. ¡Y a comer!

 Puedes prepara focacias con complementos variados como tomates cherry y albahaca, atún y cebolla, pimientos, quesos, etc.

 

Comparte en redes sociales: