Rollos de Canela con glaseado

Rollos de canela

Deliciosos rollos de canela

¿Quien no ha probado alguna vez unos rollos de canela?. Yo realmente los descubrí en Mis lecturas de Åsa Larsson, la famosa escritora Sueca, aunque también recuerdo cuando de pequeña íbamos los veranos a Estados Unidos probarlos ahí…. Luego con las visitas a Ikea, que aunque no sean los mejore rollos de Canela del mundo pero sinceramente ¿Quien no los ha probado? En fín, que como me gustan tanto me puse a estudiar y estudiar recetas hasta que encontré la que me gustó más y la adapté un poco. Estos rollos de canela con un toque de calor al microondas y su glaseado son adictivos y realmente no es bueno para la dieta. Como consejo, de esta receta salen como 24 unidades, y se pueden congelar e ir sacando a demanda. Si viene una visita y les ofreces un café le puedes acompañar con alguno de estos rollos de canela, si toca merendar o desayunar es una opción para pequeños y grandes, Pero cuidado, si te gustan son adictivos y puedes comer de más. Es mejor tener fuerza de voluntad.

Ingredientes para los Rollos de canela

La Masa:

  • 750 gr. Harina de Fuerza
  • 250 gr. Harina de Repostería
  • 150 gr. Azúcar Blanquilla
  • 165 gr. de Mantequilla sin sal
  • 365 ml. de Leche semidesnatada
  •   25 gr. de Levadura fresca
  • 4 Huevos L
  • 1/2 cucharadita de Sal

El Relleno:

  • 200 gr. Azúcar Moreno.
  • 40 gr. de Harina
  • 150 gr. de Mantequilla sin sal
  • 6 cucharaditas de Canela (al gusto)
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo

El Glaseado:

  • 200 gr. de Queso Crema (Yo use Philadelphia)
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal y de buena calidad.
  • 2 tazas de Azúcar glas
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

Preparación de los Rollos de canela:

Empezamos con la masa

Ponemos la leche en un recipiente al fuego junto con la mantequilla, la sal y el azúcar hasta que se fundan. Sin que llegue a hervir, aproximadamente unos 50º de temperatura, incorporamos la levadura y disolvemos junto con el resto de ingredientes. Batiremos en nuestro robot de cocina junto con una cuarta parte de Harina a velocidad baja y vamos incorporando los huevos uno a uno, yo los añadí uno a uno en un vaso y lo batí ligeramente antes de añadir a la mezcla. Luego una vez este todo bien incorporado vamos a añadir otra cuarta parte de harina y así hasta reservarnos una última cuarta parte para continuar a mano con la masa para nuestros rollos de canela.

Nos quedará una masa elástica pero no pegajosa, no añadir más harina de la indicada.

Dejaremos reposar la masa de nuestros rollos de canela unas dos horas aproximadamente hasta que haya doblado su volumen, la pondremos en un bol engrasado y cubierto con film. Yo la puse dentro del horno, apagado y cerrado lejos de corrientes de aire y bien cubierto.

Nos ponemos con el relleno

Mientras podemos preparar el relleno de nuestros deliciosos rollos de canela. Yo calenté 30 segundos la mantequilla en el micro, luego lo mezcle con la harina, azúcar moreno, canela y jengibre.

Continuamos con nuestra masa

Una vez transcurridas las dos horas, nuestra masa para los rollos de canela estará lista para estirar, le daremos un golpe con el puño para sacar el aire y esperamos unos minutos.

Estiramos la masa unos 30 x 30 cm, ponemos el relleno y enrollamos. Para pegar la masa podemos ayudarnos con un poco de nata. La masa la dividi en dos y salieron unos 24 rollos de canela aproximadamente.

Horneamos a 180ºc unos 20-25 minutos.

Mientras hornea nos ponemos con el glaseado

Aprovechando que se están horneando nuestros rollos de canela podemos ir preparando el glaseado. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente, la batimos junto con el azúcar glas y una vez este bien incorporada el azúcar y mantequilla y haya adquirido un tono blanquecino incorporamos el queso crema y por último la vainilla en pasta.

A comérselos

A mi personalmente me encantan los rollos de canela calientes, así que recién salidos del horno les puse el glaseado y los probé y están de muerte!!!!! No pude resistir a esperar, lo siento llevaba tanto tiempo deseando volver a hornearlos que moría de ganas por probarlos!

Y si eres como yo que muero de amor por los rollos de canela y si te gustan calientes, es mejor que guardes en un tupper hermético el glaseado en la nevera y cuando te dispongas a comer tus deliciosos rollos de canela los calientas un poco en el micro y le añades el glaseado.

*Tucos: Si te gustan los rollos de canela pero por falta de tiempo no puedes prepararlos, con esta receta salen unos 24 rollos aproximadamente, yo congelo los rollos de canela en bolsas de congelación, sin el glaseado, para descongelar es muy sencillo ya que directamente en el micro puedes descongelarlos y ¡listos para comer!




Focaccia Casera muy rica y fácil

Focaccia Casera

Deliciosa Focaccia Casera

Focacia casera buenísima y fácil de prepara es la receta que presento hoy. La foccacia es una especie de pan plano que se encuentra entre la pizza y el pan. En italiano significa hogaza y se diferencia de la pizza en que se trata de una masa más esponjosa. Es un plato tradicional de la cocina italiana que como siempre poca gente se resiste a probar. Se puede servir templada como aperitivo, como primer plato o como tentempié. Así que sin más demora vamos a prepara una riquísima focaccia casera.

Ingredientes para preparar focaccia casera:

  • 500g de harina panificable
  • 10g de sal
  • 20g de azúcar
  • 50ml de aceite de oliva
  • 300ml de agua templada
  • 20g de levadura fresca
  • Cebolla sofrita
  • Queso rallado
  • Olivas
  • Hierbas aromáticas: Tomillo, Orégano, Romero…

Preparación de nuestra foccacia casera:

  1. En un recipiente hondo incorporamos la harina, la sal, el azúcar y el aceite.
  2. Poco a poco vamos amasando con una de las manos  e incorporando el agua templada hasta que quede una masa lisa, blanda y que no se pega en los dedos. Si es necesario se puede descansar unos 5 minutos para darle tiempo a la masa de focaccia casera.
  3. Con ayuda de un poco de harina puedes ayudarte a desprender los restos de harina que te quedan pegados para después lavarte con agua y quitarte los restos.
  4. Cuando la masa está más o menos preparada, la sacamos del recipiente con ayuda de una espátula y la colocamos en la superficie de trabajo previamente enharinada para que no se pegue.
  5. Una vez en la superficie, es el momento de amasar. Para ello, la vamos golpeando ligeramente, estirándola y doblándola sobre si misma  para que se oxigene atrapando aire repitiendo este proceso durante un buen rato.
  6. Cuando tengas la masa de focaccia casera casi lista es el momento de incorporar la levadura. En un baso pequeño con muy poca agua deshacemos la levadura y la incorporamos en el centro de la masa previamente estirada un poco doblándola posteriormente  para seguir amasando hasta que esta absorba la mezcla, la masa de focaccia casera quede lisa y se despegue de la superficie con facilidad.
  7. Una vez tenemos la masa de nuestra focaccia casera preparada la dividimos en dos porciones iguales que será suficiente para los moldes que utilizaremos a continuación.
  8. En nuestro caso utilizaremos un molde de aluminio de los que venden en los super de tamaño medio y adecuado a la cantidad de masa al cual le daremos unas pinceladas de aceite en la superficie.
  9. En los moldes de aluminio engrasados colocaremos la porción de masa estirando la masa de focaccia casera hasta que tenga unos 2 a 2.5cm de altura.
  10. Es el momento de añadir nuestros ingrediente para su decoración.
  11. En nuestro caso colocamos en uno de los molde una capa de cebolla sofrita, queso rallado y hierbas aromáticas. En el segundo molde colocamos las olivas cortadas por la mitad apretándolas sobre la masa, un poco de cebolla, queso rallado y hierbas aromáticas.
  12. Tapamos los moldes de nuestra focaccia casera con un paño húmedo y lo dejamos fermentar durante unos 60min. en un lugar cálido.
  13. Pasado el tiempo de fermentación, precalentamos el horno a 250ºC generando vapor con un recipiente adecuado con agua colocado en la parte inferior.
  14. Cuando el horno esté a temperatura introducimos con cuidado los moldes y los horneamos durante unos 20min. vigilando que no se quemen.
  15. Finalizado el horneado es el momento de sacar nuestras focaccias caseras del horno, las retiramos del molde y las dejamos reposar un poco en una rejilla.
  16. Cuando estén templadas es el momento de servirlas y para ello nada mejor que cortarlas y presentarlas en un plato o varios platos. ¡Y a comer!

 Puedes prepara focacias con complementos variados como tomates cherry y albahaca, atún y cebolla, pimientos, quesos, etc.

 




Coca de azúcar y piñones

Coca de azúcar y piñones

Coca de azúcar y piñones

Os voy a presentar un recurso para hacer una coca dulce para picar, para acompañar con un café, desayuno o merienda. Se trata de una coca de azúcar y piñones. Esta coca de azúcar y piñones es muy fácil de hacer y para poder hacerla necesitareis preparar la masa que ya os hemos presentado para hacer una riquísimas pizza casera. En este caso la fotografía no es del todo fiel con el título ya que he utilizado pipas de girasol y no piñones pero es para que veáis que se pueden hacer nuevas propuestas con éxito. Una propuesta es hacer esta receta si os sobra masa de pizza ya que sólo hay que añadir algún ingrediente más y hornear. Así que vamos a ello…

Ingredientes para la masa de la coca de azúcar y piñones:

Como he explicado antes, los siguientes son los ingredientes que ya hemos propuesto para la masa de pizza  y por tanto las masa que os sobre la podéis utilizar para hornear una riquísima pizza.

  •  250g de harina de trigo
  • 100ml de agua tibia
  • 25ml de leche tibia
  • 10ml de aceite de oliva
  • 8gr de sal
  • 2gr de azúcar
  • 10gr de levadura prensada

Ingredientes para la elaboración de la coca de azúcar y piñones:

  •  50g de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 50g de piñones pelados
  • Harina
  • Licor de anís

Preparación de la coca de azúcar y piñones:

Para preparar la masa se ha de  hacer servir los pasos indicados en la receta de masa de pizza que encontrareis en el artículo Masa para pizza deliciosa y casera que ya hemos compartido y hemos comentado. Una vez tenemos la masa elaborada los pasos son los que siguen:

  1. En una superficie limpia y plana, tiramos un poco de harina y estiramos la masa suficiente para preparar unas 8 cocas de uno 15cm.
  2. Estiramos la masa y con ayuda del rodillo enharinado alisamos la masa hasta que quede lo más fina posible.
  3. Con ayuda de un corta pastas, un vaso, etc. cortamos la masa y preparamos unos 8 círculos de unos 10-15cm.
  4. En la bandeja del horno colocamos papel de hornear para que no se peguen y colocamos las 8 cocas o las que quepan. Si es necesario se puede hacer en varias tandas.
  5. Con ayuda de un pincel de cocina pintamos las cocas escurriendo el exceso de aceite previamente.
  6. Sobre las cocas espolvoreamos uniformemente el azúcar y los piñones.
  7. Pre-calentamos el horno a 180ºC.
  8. Horneamos las cocas durante 10-15 minutos hasta que las cocas se doren suficientemente.
  9. Finalmente, una vez retiradas del horno, regamos las cocas con unas gotas de anís y las dejamos enfriar para consumir.

Como podéis ver la receta es muy fácil de hacer y se puede matar dos pájaros de un tiro, por un lado podéis preparar una deliciosa pizza y además unas cocas dulces riquísimas. Espero que esta receta de coca de azúcar y piñones os guste y la disfrutéis como yo.




Bollitos de pan de leche

Bollitos de pan de leche

Bollitos de pan de leche

Hoy os presento un desayuno o merienda que seguro le gustarán a los más grandes y a los más pequeños de la casa. Estos bollitos de pan de leche son ideales porque aportan una buena cantidad de calorías y vitaminas, con poca grasa y están buenísimos. Es la primera vez que los preparo, pero el resultado en el paladar ha sido muy bueno y de aspecto mejorable pero que está bien. Así que, si os parece, empezamos con los bollitos de pan de leche.

Ingrediente de los bollitos de pan de leche:

  • 250g de harina de fuerza
  • 250g de harina normal
  • 15g de sal
  • 45g de azúcar
  • 30g de miel
  • 2 huevos
  • 250ml de leche
  • 50g de mantequilla
  • 25g de levadura fresca

Preparación de los bollitos de pan de leche:

  1. Dejamos la mantequilla rallada o a trozos pequeños fuera de la nevera un buen rato hasta para que esté a temperatura ambiente.
  2. En un cuenco o recipiente adicionamos las harinas, la sal, el azúcar, la miel, la mantequilla y un huevo. Mezclamos bien y una vez tenemos mas o menos todo mezclado reservamos un poco de leche y el resto lo vamos incorporando poco a poco a la masa y vamos amasando.
  3. disolvemos la levadura fresca en la leche reservada y la vamos incorporando poco a poco a la masa mientras seguimos amasándola en el recipiente.
  4. Cuando tenemos todo incorporado y mezclado, en una superficie limpia y seca espolvoreamos un poco de harina y seguimos amasando nuestra masa en esta superficie.
  5. Vamos amasando, aplanando la masa y haciendo pliegues para que se oxigene la masa. Esto ayudará a hacer que suba y fermente mejor. Este proceso es importante para que se oxigene bien la masa.
  6. Cuando tenemos una masa bastante firme, lisa y bonita, dejamos la masa reposar mínimo media hora tapada con un paño húmedo para que no se seque.
  7. Pasado ese tiempo, cortamos la masa en porciones de unos 60-70gr, le damos la forma de barritas sin punta y las preparamos en la bandeja del horno.
  8. Batimos el otro huevo y pintamos ligeramente con el los bollitos de pan de leche.
  9. Le damos unos cortes bastantes profundos casi laterales y los dejamos fermentar en un lugar cálido mínimo 90-100 minutos.
  10. Precalentamos el horno a 250ºC colocando en la parte inferior un recipiente apropiado para horno con un paño y agua. El paño tiene que estar totalmente húmedo para ayudar a generar vapor.  Si faltase agua, con cuidado vamos añadiendo más.
  11. Cuando los panecillos veamos que han doblado su tamaño, los pintamos nuevamente con huevo y le espolvoreamos un poco de azúcar por encima a los bollitos de pan de leche que estamos preparando.
  12. Bajamos el termostato a 230ºC, metemos la bandeja al horno y horneamos el pan de leche durante unos 12-15 minutos dependiendo de si los quieres más o menos dorados, siempre asegurando que se cuecen correctamente.

Otra opción es pintarlos con mantequilla fundida una vez que están frios para realzar el sabor de los bollitos de pan de leche.

 

Esta es la receta que quería compartir con todos. Seguiré trabajándola para poder mejorarla y subir nuevas fotos y consejos.




Pan con aceitunas y cebolla

Pan con aceitunas y cebolla

Pan con aceitunas y cebolla

Hola… En esta ocasión no soy Olga. Mi nombre es Esteban, soy el esposo de Olga y como me encanta probar cosas nuevas en la cocina he decidido colaborar con Olga en su blog. Para estrenarme he preparado esta receta de pan con aceitunas y cebolla que puedo decir que está delicioso y es una buena opción para acompañar cualquier comida o para servirlo con mantequilla, paté, jamón, etc. acompañado el aperitivo con una copa de vino. Así que, sin más demora vamos  a ver como prepara este pan con aceitunas y cebolla que os encantará.

Ingrediente del pan con aceitunas y cebolla:

  • 500 gr de harina de fuerza o panificable
  • 8 gr de sal
  • 300 ml de agua tibia
  • 7 gr de levadura fresca o 2.5 gr de levadura de panadero seca
  • 20ml de aceite de oliva
  • 60 gr de aceitunas negras
  • 60 gr de aceitunas verdes
  • 1/2 cebolla (No muy grande)
  • Tomillo, Orégano y Albahaca

Preparación del pan con aceitunas y cebolla:

  1. En un recipiente ponemos el tomillo, el orégano y la albahaca junto con el aceite de oliva y lo reservamos en el frigorífico un par de horas tapado.
  2. Sofreímos la cebolla picada muy fina y la reservamos junto con las aceitunas verdes y negras en la nevera.
  3. En un bol incorporamos la harina, la sal y poco a poco incorporamos el agua y vamos amasando reservando un poco de agua donde disolveremos la levadura.
  4. Cuando la masa ha absorbido el agua, incorporamos la levadura disuelta y seguimos amasando.

    Si en vez de levadura fresca utilizamos la de panadero seca, la incorporamos junto a la harina antes de poner el agua. Además es importante hacer pliegues  con la masa cuando la amasamos para que atrape oxígeno y ayude a la fermentación.

  5. Pasamos la masa a una superficie limpia  algo enharinada y amasamos haciendo pliegues de vez en cuando para que atrape oxígeno. Cuando la masa se convierta en una mezcla lisa la dejamos reposar en un cuenco con un paño húmedo cubriendo la masa para evita que se genere costra y hasta que doble su tamaño.
  6. Cuando termine el reposo y la masa doble su tamaño, incorpora las aceitunas, la cebolla y amasamos un rato más hasta obtener una masa homogénea.
  7. Tapamos la masa con un film de plástico y dentro de un cuenco la dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente para que los aromas impregnen la masa lo máximo posible.
  8. Al día siguiente, retiramos el film de plástico de la masa y en una superficie limpia y parcialmente enharinada estiramos la masa y la dejamos que pierda el frío antes de cortar la masa.
  9. Cortamos las masa en pequeñas porciones de 35 a 40 gr y le damos la forma que más nos guste y las colocamos sobre la bandeja del horno para dejarlo fermentar de 45 min a una hora.
  10. Mientras fermenta la masa precalentamos el horno a 250ºC y ponemos un recipiente adecuado para el horno con unos paños mojados dentro del horno para que se genere vapor añadiendo de vez en cuando. con precaución para no quemarse, más agua.
  11. Ha llegado el momento de hornear nuestro pan con aceitunas y cebolla. Cuando el horno ha llegado a su temperatura y los panes han fermentado su tiempo, enharinamos un poquito por encima los bollos de pan para darle un aspecto artesanal, incorporamos con cuidado un poco más de agua en el recipiente del horno y con ayuda de un spray rociamos un poco las paredes del horno para hacer vapor. Finalmente metemos los bollos de pan y bajamos la temperatura del termostato del horno a 220ºC.
  12. Horneamos mínimos unos 15 minutos. Esto dependerá de lo dorado que queramos nuestro pan con aceitunas y cebolla y del nivel de cocción que alcance.
  13. Pasado el tiempo necesario, sacamos las piezas de pan y esperemos que se enfríen.
  14. Una vez frías, con ayuda de un pincel, pintamos con la mezcla de aceite y hierbas aromáticas los panes por encima y ya estará listo para consumir como creamos.

Como podéis ver, esta receta de pan con aceitunas y cebolla  es algo laboriosa pero nada complicada. Sólo hay que ponerle mucho cariño al amasado, ganas y a disfrutar.

 




Masa para pizza casera y deliciosa

masa para pizza cocinada

masa para pizza cocinada

¿Recordáis la masa del pan con pasa casero que publique hace poco?, pues en esta ocasión la vamos a utilizar para hacer masa para pizza casera y deliciosa. Quise aprovechar parte de la masa preparada para hacer el pan y una de la opciones fue hacer una pizza para esa noche cenar con la familia. Realmente el resultado fue genial y ya me están pidiendo que lo repita.

Ingredientes de la masa para pizza:

La cantidad a prepara depende mucho del tamaño de pizza o de la cantidad de masa que se quiere obtener pero en este caso las cantidades serán adecuadas para una pizza de buen tamaño para compartir en familia o con amigos.

Un consejo. Si te sobra masa no la tires porque la puedes conservar en el frigorífico unos días y te puede servir para otra pizza casera.

  •  250g de harina de trigo
  • 100ml de agua tibia
  • 25ml de leche tibia
  • 10ml de aceite de oliva
  • 8gr de sal
  • 2gr de azúcar
  • 10gr de levadura prensada

Preparación de esta deliciosa masa para pizza casera:

  1. Preparamos el agua tibia y disolvemos la levadura prensada hasta que esté totalmente homogénea y disuelta.
  2. En un recipiente mezclamos la harina con el azúcar y la sal.
  3. Cuando hemos removido un rato añadimos el agua y la levadura disuelta, el aceite y la leche y amasamos hasta que tengamos una mezcla lo más homogénea posible.
  4. En una superficie plana y limpia tiramos un poquito de harina y amasamos la mezcla hasta que esté bien mezclada. La harina es solo para evitar que se pegue la masa de pizza.
  5. Dejamos la masa para pizza en un recipiente y lo cubrimos con un paño húmedo para evitar que se seque la superficie de la masa.
  6. Dejamos el recipiente con la masa y el paño en un lugar cálido de la cocina fermentando hasta empiece a aumentar su tamaño.
  7. Cuando la masa haya fermentado un rato (Unos 45-60 min.) veremos que tiene como burbujas de aire en su interior. Es el momento de volver a amasar tirando un poco de harina en una superficie limpia.
  8. Cuando hemos amasado y vemos que la masa es homogénea con un rodillo alisamos la masa al gusto teniendo en cuenta que al hornear subirá un poco. A nosotros en casa nos gusta la masa para pizza no muy gruesa y por eso le damos mucho con el rodillo.
  9. Calentamos el horno a 180ºC y mientras calienta añadimos los ingredientes sobre la masa al gusto.
  10. A 180ºC ya podemos meter nuestra deliciosa pizza durante 15-20 min. El tiempo dependerá de dos cosas, por un lado garantizar que nuestra masa para pizza se cueza y por otro lado cuanto queremos que la pizza quede dorada.

Como consejo si quieres una masa que no suba mucho no le des mucho tiempo de fermentación y dale bien con el rodillo. Todo dependerá de como la quieras.

Así que ya lo veis. Ahora sólo falta por pelearse para coger el trozo de pizza que más nos guste y sobre todo no hay que despistarse que te queda sin. Por cierto, si por curiosidad queréis saber más sobre la pizza en la wikipedia podrás descubrir su historia.




Pan con pasas casero y fácil de preparar

 

Pan con pasas cortado

Pan con pasas cortado

Este es al fin uno de los intentos de hacer pan casero, que ha dado sus frutos!!!!!

Después de probar muchas recetas que al final nunca me salen bien, esta receta de pan con pasas que presento aquí ha salido muy bien. Es de ese tipo de pan que deja un gustillo en la boca y necesitas seguir comiendo.

Además la masa bien estirada y sin mucho rato de fermentación te sirve también para hacer masa de pizza riquísima. Un comentario previo antes de ponernos manos a la masa, siempre que quieras hacer pan utiliza  harina de fuerza que es la que tiene más proteínas y eso hace que la levadura al fermentar genere más gas y cree un pan esponjoso y suave, de lo contrario tendrás un pan masudo y poco apetecible.

Ahora si, vamos manos a la masa.

Ingredientes del Pan con pasas:

  • 500gr de harina de fuerza
  • 200ml de agua tibia
  • 50ml de leche tibia
  • 20 ml de aceite
  • 15gr de sal
  • 5gr de azúcar
  • 20g de levadura prensada (o levadura fresca, es lo mismo!)
  • Algunas pasas (Al gusto)

Preparación del Pan con pasas:

  1. Preparamos el agua tibia y disolvemos la levadura prensada hasta que esté totalmente homogénea.
  2. En un recipiente mezclamos la harina con el azúcar y la sal.
  3. Cuando hemos removido un rato añadimos el agua y la levadura disuelta, el aceite y la leche y amasamos hasta que tengamos una mezcla lo más homogénea posible.
  4. En una superficie plana y limpia tiramos un poquito de harina  amasamos la mezcla hasta que esté bien mezclada.
  5. Dejamos la masa en un recipiente y lo cubrimos con un paño húmedo para evitar que se seque la superficie de la masa.
  6. Dejamos el recipiente con la masa y el paño en un lugar cálido de la cocina fermentando hasta que doble su tamaño.
  7. Cuando la masa haya doblado su tamaño veremos que tiene como burbujas de aire en su interior. Es el momento de volver a amasar con delicadeza añadiendo a la masa las pasas que queremos incorporar hasta que tengamos una masa bien mezclada. Para esto tiramos en  una superficie limpia y seca un poquito de harina y amasamos la mezcla con las pasas.
  8. Cuando hemos mezclado un rato le damos la forma deseada al pan. Aquí es al gusto del consumidor y puede ser un único pan, varios bollos, etc.
  9. Calentamos el horno a 210ºC y mientras se calienta colocamos el pan sobre la bandeja de horno y lo dejamos que suba un poco antes de meterlo.
  10. A 210ºC ya podemos meter el pan al horno durante unos 30-35min o hasta que esté cocido y al gusto personal de cada uno.
  11. Finalmente, una vez horneado el pan lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar mínimo una hora y después a comerse el pan con pasas.

Cómo veis es un proceso que no es tan difícil y se obtiene un resultado buenísimo. Cada vez que preparo este pan no dura nada en casa.

Como truco quiero comentar que si se dispone de amasadora el proceso de amasar es mucho más rápido sobre todo en el primer amasado para mezclar los ingrediente.

Por otro lado, si no se dispone de levadura prensada con unos 5-6gr de levadura Royal de panadería se obtendría un resultado muy parecido y con una levadura con una caducidad mayor que la prensada.

Si quieres saber algo más sobre el pan visita la wikipedia.