Tarta de queso con chocolate blanco y fresas

Tarta de queso, chocolate blanco y fresas
Tarta de queso, chocolate blanco y fresas

Esta entrada hace tiempo que la tengo pendiente pero el poco tiempo que tengo desde que he vuelto a trabajar y las niñas no había podido colgarla.

Si te gustan las tartas de queso, está tarta de queso con chocolate blanco te fascinará. ¡¡¡Está increíblemente buena!!!!

Cualquier ocasión es buena para disfrutar una exquisita tarta de queso con chocolate blanco…. ¡Triunfarás seguro! y Además es una receta muy sencilla y rápida de preparar.

He de confesar que era la primera vez que la hacía y no estaba muy segura del resultado. Temía que saliera una tarta muy dulce que no se pudiera comer, pero bueno, la cuestión es experimentar y por suerte todo salió perfecto.

¡¡¡¡Me encantan las tartas de queso!!!! Pero sin duda alguna esta tarta de queso con chocolate Blanco me ha conquistado y se ha convertido en mi favorita. Tiene una textura muy cremosa y suave, una combinación perfecta de chocolate blanco con el queso crema, la base crujiente de galletas con avellanas tostadas que le dan un toque especial a la tarta de queso y además es una receta muy fácil y sencilla de hacer.

¡Todos disfrutaran de esta tarta de queso con chocolate blanco y fresas que presento!

Ingredientes para la tarta de queso con chocolate blanco y fresas

  • 200 g de Galletas Digestive, Maria, Graham ó Crakers (yo use Digestive)
  • 60 g de Mantequilla derretida.
  • 150 gramos de Avellanas tostadas trituradas.
  • 700 g de Queso Philadelphia
  • 160 g de Azúcar
  • 4 Huevos M
  • 150 ml de Nata 35% M.G.
  • 2 Cucharaditas de Vainilla en pasta.
  • 250 g de Chocolate Blanco marca Valor
  • 400 g de Fresas

Preparación de nuestra tarta de queso con chocolate blanco y fresas

  1. Precaletar el horno a 170°c
  2. Engrasamos un molde de 20 – 23 cm de diametro.
  3. Mezclar las galletas, avellanas y mantequilla para poner en la base de nuestro molde desmontable. Podemos añadir 2 cucharadas de leche a la mezcla para que quede bien ligada.
  4. Ponemos la mezcla en nuestro molde, sólo en la base.
  5. Calentamos la nata hasta que hierva y mezclamos con el chocolate blanco marca valor troceado, remover bien hasta que se disuelva y  dejar enfriar.
  6. Ponemos en nuestra batidora el queso philadelphia y el azúcar y batimos suavemente hasta que este bien incorporado.  A continuación añadimos los huevos uno a uno y una vez incorporado añadir la vainilla.
  7. Por último añadiremos la mezcla de chocolate con nata y seguiremos batiendo a velocidad baja hasta que quede bien incorporado.
  8. Verter la mezcla en el molde y hornear 55-60 min a 170ºC o hasta que el centro esté casi firme.
  9. Una vez horneado pasamos un cuchillo delgado por los bordes y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Luego lo dejamos en nevera al menos 2 horas, aunque mejor si se deja toda la noche.
  10. Decorar con las fresas rebanadas antes de servir para dar un toque más vistoso.

Para despedirme, dejad que confiese que esta tarta de queso con chocolate blanco se ha convertido en una de mis favoritas. Es la delicia de toda la familia y siempre que la preparo los conquisto a todos. Así que no hay que dudar y preparar esta tarta de queso con chocolate blanco con fresas…




Tarta de queso lima y limón

Tarta de queso lima y limón Presentación
Tarta de queso lima y limón

Por fin la entrada que prometí hace tiempo! pero entre el embarazo, Ups! creo que no os lo había dicho!!!!. Pues eso, estaba embarazada de mi segunda princesita y ya en la recta final….y luego con el nacimiento de la peque no había podido sacar un hueco para poder crear la entrada, ya que con la lactancia materna poco tiempo me queda.

Esta entrada estaba dedicada a mi marido por su cumpleaños, ya que debía prepararle su tarta y como no le hacen mucha gracia las tartas decoradas con fondant y con el calor que hacia en julio le apetecia algo más fresco, así que me dio la idea de una tarta de queso lima y limón y me puse manos a la obra.

Debía ser una tarta muy fresca y que no necesitara horneado, pero sobretodo un postre fresco y sabor diferente a los habituales que suelo preparar.

Nunca había hecho esta tarta de queso, así que me arriesgue a ver que salía y realmente el resultado fue sorprendente, a todos les gusto muchísimo ya que es muy fresca.

 

Ingredientes de la base de la tarta de queso lima y limón:

  • 200 grs. de galletas tipo digestive.
  • 75 grs. de Mantequilla.
  • 45 grs. de Azúcar.

Ingredientes del relleno de la tarta de queso lima y limón:

  • 700 grs. de Queso crema Philadelphia.
  • 2 Limas ralladura fina y el zumo.
  • 1 Limón la ralladura y el zumo.
  • 60 ml. de Leche.
  • 300 ml. de Nata 35% Materia Grasa (de montar)
  • 8 hojas de gelatina.
  • 160 grs. de Azúcar.
  • 150 ml. de nata de montar para decorar nuestra tarta y Azúcar superfino al gusto.
  • 1 Lima en rodajas finas para decorar.
  • 1 Limón en rodajas finas para decorar.

Preparación de nuestra tarta de queso lima y limón:

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos nuestro molde con spray desmoldante o mantequilla:

  1. Empezaremos triturando las galletas hasta que parezca pan rallado, luego las mezclaremos con la mantequilla derretida y los 45 grs de Azúcar. Cubrimos con la mezcla nuestro molde, sólo la base. Metemos en la nevera un rato y después horneamos 10 min, sólo para que las galletas queden bien compactas y no se deshaga en el momento de cortar nuestra tarta. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y continuamos con el relleno.
  2. Incorporamos el queso en el tazón de nuestra batidora eléctrica junto con el azúcar, la Leche, la ralladura de las Limas y la ralladura del Limón. Una vez que este bien incorporada la mezcla reservamos.
  3. Llenamos un cuenco con agua fría, añadiremos las hojas de gelatina una a una y dejamos reposar 5 minutos.
  4. Mientras dejamos reposar la gelatina, montamos la Nata y reservamos.
  5. Una vez que haya reposado la gelatina, la disolveremos a baño maría en el zumo de las 2 limas y limón, moveremos constantemente para que no queden grumos.
  6. Cuando este disuelta la gelatina, añadiremos a la mezcla de queso y seguimos batiendo para que quede bien incorporada.
  7. Apagamos la batidora y añadiremos con una pala la nata montada de forma envolvente hasta que este bien mezclado.
  8. Vaciamos la mezcla en nuestro molde y metemos a la nevera por lo menos 8 horas, si se prepara un día antes mejor.
  9. Una vez haya pasado el tiempo de reposo en la nevera, desmoldamos y procedemos a la decoración con la nata montada y las rodajas del limón y la lima.

Espero que la disfrutéis tanto como nosotros!




Tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa

Tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas

Hace días que tenía ganas de preparar esta deliciosa tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas, por suerte aprovechando las navidades, atracones y más atracones, he contado en esta ocasión con la ayuda de mi pareja, la hicimos para el postre de San Esteban, cuyo éxito está prácticamente asegurado.

Os aseguro que quedan realmente muy buena!!!!! Un postre con una textura muy suave y al que además queda en un punto perfecto de azúcar, ya que no queda excesivamente dulce.

Si te gusta el chocolate, no te la puedes perder. La decoración puedes presentarla con chcolate rallado y almendras, frutos rojos congelados ó fresas y kiwis por ejemplo.

Ingredientes:

  • 80 g de mantequilla
  • 1 cucharada de medida de leche
  • 200 g de galletas maría
  • 400 g de chocolate blanco
  • 7 hojas de gelatina
  • 100 g de azucar
  • 4 claras de huevo
  • 400 ml de nata de montar
  • Mermelada de fresa al gusto y frambuesas para decorar

Procedimiento para hacer la tarta de chocolate blanco:

  1. Para esta tarta de chocolate blanco empezamos triturando las galletas maría  con la picadora y reservándolas en un cuenco. Calentamos la mantequilla hasta derretirla y  la incorporamos junto con la leche en el cuenco de las galletas y amasamos la mezcla con los dedos hasta que estén integradas.
  2. A un molde de 24 cm le ponemos un poco de desmoldante para ayudar a separar cuando la tarta esté finalizada. En la base incorporamos la mezcla de galletas con mantequilla y leche presionando con los dedos hasta conseguir una base de grosor uniforme. Una vez tenemos la base, dejamos el molde en la nevera reposando.
  3. Preparamos las 7 hojas de gelatina en agua fría durante unos 5 minutos y pasado este tiempo las escurrimos y las pasamos al bol donde haremos la mezcla.

    Es aconsejable incorporar al agua las hojas de gelatina una a una para que no se peguen entre ellas.

  4. Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas hasta que esté fundido. Además calentamos 200g de la nata para incorporar el chocolate fundido y la nata junto a la gelatina y removemos hasta que esté disuelto y homogéneo. Cuando esté disuelto, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

    Enfriamos la mezcla a temperatura ambiente. No en el frigorífico porque si no la gelatina empezaría a hacer su trabajo.

  5. Mientras enfría la mezcla, montamos los 200g de nata restantes y reservamos un momento.
  6. Batimos las claras junto al azúcar con las varillas hasta montarlas a punto de nieve y reservamos un momento.
  7. En el bol de la mezcla incorporamos la nata y con varillas manuales mezclamos bien hasta que no queden grumos. A continuación incorporamos poco a poco y con cariño las claras montadas y homogeneizamos la mezcla con la ayuda de las varillas manuales.
  8. Para finalizar esta tarta de chocolate blanco, vertemos la mezcla sobre la base de galletas y dejamos la tarta en la nevera un mínimo de 4 horas para que la gelatina haga su trabajo. Cuando esté cuajado se puede decorar la parte de arriba con mermelada de fresa y frutas rojas al gusto antes de desamoldar la tarta y obtener una tarta de chocolate blanco deliciosa.

Para despedirme, sólo espero, que esta receta de tarta de chocolate blanco con mermelada de fresa y frambuesas os encante como a mí. Espero que disfrutéis mucho tanto preparándola como a la hora de comerla.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de fresa