Galletas de mantequilla
Galletas

Galletas de mantequilla para decorar o para comer solas

Aquí tienes una receta muy fácil para hacer unas deliciosas galletas de mantequilla. La puedes hacer en casa, decorarlas o comértelas directamente ya que están deliciosas. Son ideales para acompañar un buen café o un té y hacer una merienda con los más pequeños que se las comerán volando.

Lo primero que has de tener en cuenta que aparte del horno y una batidora si no quieres batir a mano, necesitas un rodillo para alisar la masa y uno listones niveladores para que todas tengan una altura de unos 4-5mm. Para darle una forma necesitas uno o varios cortantes con las formas que desees.

Así que vamos a ello…

Ingredientes

  • 230 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 165 gramos de azúcar glas
  • 1 huevo medida M
  • 2 cucharaditas de aroma, extracto o esencia de vainilla,yo uso extracto de vainilla de Madagascar.
  • 1⁄4 cucharadita de sal
  • 430 gr de harina

Preparación

  1. Tamizamos la harina y reservamos con un colador fino o un tamizador.
  2. Batimos la mantequilla en nuestro robot de cocina durante unos segundos hasta que se forme una pasta, no debemos pasarnos pues sino la mantequilla se deshará, sólo para que se forme una pasta.
  3. Añadimos el azúcar glas y volvemos a batir, sólo para que se mezcle. Rompemos el huevo a parte y lo añadimos a la mezcla de la mantequilla junto con el extracto de vainilla y la sal.
  4. Continuamos batiendo a velocidad media baja unos segundos. Añadimos la mitad de la harina y batimos de nuevo.
  5. Añadimos el resto de la harina y volvemos a batir. No es necesario terminar de batirla en nuestra batidora, ya que podemos continuar con las manos.
  6. Estiramos una parte de la masa con nuestras manos y aplanamos un poco. Colocamos los listones niveladores junto a la masa y estiramos con nuestro rodillo. Recordad 
espolvorear con un poco de harina para que no se pegue el rodillo. Si ves que se pegar el rodillo a la masa, puedes poner un papel de horno sobre la masa y estirar de nuevo, conseguirás una masa perfectamente lisa.
  7. Precalentamos el horno a 180ºC una vez haya la masa estirada se ha enfriado (es muy importante que esté muy fría), podemos empezar a cortar con nuestros cortadores. Al estar muy fría la masa, saldrá fácilmente de los cortadores.
  8. Las ponemos en la bandeja de hornear y las metemos en la parte superior del horno durante unos 8 – 12 minutos o hasta que los bordes empiecen a tomar color (no deben tostarse), esta receta es para tener galletas blancas, si os gustan más crujientes, podéis dejarlas un minuto más, el tiempo de horneado puede variar según el tamaño de nuestra galleta.
  9. Una vez estén listas, las sacamos del horno y dejamos enfriar 3 minutos sobre la bandeja y las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Ya las tenemos y ahora no se si dará tiempo a dejar que se enfríen sin llevárselas a la boca. A disfrutar. También las puedes decorar y quedan preciosas…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *